5/2/11

Vídeo-receta: Pastel de patata

Hace más de tres años me sirvieron en una boda un entrecot con una especie de lasaña de patata que estaba buenísima. Como yo no soy muy carnicero, la guarnición fue lo que más me llamó la atención. Por la pinta no me pareció muy difícil de hacer, pero lo fuí dejando, lo fuí dejando y al final nunca la preparé. Estas Navidades me saqué la espinita y el resultado fue bueno. He querido enseñároslo con esta vídeo-receta.

3/2/11

Hojaldre de frutas

Este hojaldre de frutas es muy vistoso y os hará quedar muy bien cuando lo hagais. Sin duda alguna, quedará más rico si lo haceis con hojaldre casero. Aunque soy consciente de la guerra que da hacer el hojaldre en casa. La última vez que me lancé era junio, y con el calor de hacía pasé más que el que tragó el baúl para darle todas las vueltas.
El sábado tenía una cena de amigos y uno de ellos, mejor dicho una, no tolera la lactosa. Así que decidí hacer una crema pastelera con almendrina (no es lo mismo que hacerla con leche, pero por lo menos sabe mejor que con batido de soja). Las proporciones que os daré son para una tarta un poquito más pequeña que la bandeja del horno. Vais a tener que perdonarme por las fotos, al hacerlas por la noche me quedaron regulero, y la tarta no iba a llegar viva al día siguiente para poder hacérselas.
Ingredientes

200-300 g de masa de hojaldre (fresco o descongelado)

Para la crema pastelera
1/2 litro de leche (o almendrina en mi caso)
3 yemas
4 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharada soperera de azúcar vainillado
1 palito de canela
4 cucharadas soperas de harina extrafina de maíz (MAIZENA)

Para cubrir la tarta
3 fresones
1 plátano
1/2 manzana
1 kiwi
2 mandarinas (Podemos usar la fruta de temporada que más nos apetezca
1 vasito de gelatina de limón (la que venden en el supermercado ya hecha para los niños) (Podemos sustituir por mermelada de albaricoque.

Elaboración:
Vamos a preparar en primer lugar la crema pastelera. Del medio litro de leche separamos 1 vasito. El resto lo ponemos a hervir con el azúcar, el azúcar vainillada y la canela. En el vaso de la batidora ponermos la leche reservada, la maizena y las yemas y lo mezclamos bien.
Cuando la leche rompa a hervir añadimos sin dejar de remover con las varillas el preparado anterior. Una vez que llega de nuevo a ebullición, retiramos del fuego y dejamos que enfríe.
Lo siguiente será cocer el hojaldre. Encendemos el horno a 200ºC. Estiramos el hojaldre y forramos con el la bandeja -estará previamente enharinada-. Pinchamos el hojaldre con un tenedor por todos los sitios menos por los bordes para que no se infle mucho. Lo horneamos hasta que esté ligeramente dorado.
Cuando la crema esté templada, la extendermos sobre el hojaldre. Después vamos disponiendo la fruta laminada en hileras. Finalmente, para dar brillo y evitar que se la fruta se oxide utilizamos gelatina. Volcamos el vasito de gelatina en un cuenco y la aplastamos con un tenedor. La metemos al microondas 1 minuto a 300W. Una vez fuera, la removemos con una brocha de silicona y pintamos con ella la superficie de la tarta. (Si queremos utilizar mermelada de albaricoque, también debemos calentarla en el microondas para que se fluidifique). Conviene reposar la tarta dos horas en el frigorífico.

1/2/11

Espuma de chocolate bicolor

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer espuma de chocolate y nunca encontraba el momento. A los que os suene un poco raro lo de espuma os digo que no es ni más ni menos que "mousse". Como siempre, fiel a María Luisa García y evitando utilizar extranjerismos inútiles, utilizo el término espuma, que es bien bonito y significa lo mismo que "mousse" en francés.

Hace años hice una parecida que había hecho Eva Arguiñano. Su receta llevaba nata y me resultó muy pesada. Con lo cual, igual que me pasó en su momento con los muffins, quedé un poco desencantado. Ayer me puse a investigar y he preparado lo que os muestro a continuación.
Una última advertencia, creo que este postre es altamente pecaminoso porque está muy bueno, pero que muy mucho. In my opinion, es el broche de oro a cualquier cena romántica. Si alguna chica no se ablanda con esto es que es de piedra...
Ingredientes:
Para la espuma marrón
80 g de mantequilla
4 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadas sopera de brandy
2 cucharadas soperas de leche
3 yemas
150 g de chocolate para postres
6 claras
1 cucharada de cremor tártaro (o 4 gotas de zumo de limón y una pizca de sal)
Para la espuma blanca
80 g de mantequilla
4 cucharadas soperas de azúcar
1 cucharadas sopera de brandy
2 cucharadas soperas de leche
3 yemas
150 g de chocolate blanco
6 claras
1 cucharadita de postre de cremor tártaro (o 4 gotas de zumo de limón y una pizca de sal)

Elaboración:
Con MyCook (ó Thermomix)
1.En el vaso de la máquina ponemos la mantequilla, el azúcar, el brandy, la leche y las yemas. Programamos 4 minutos a velocidad 3, temperatura 80ºC.
2. Añadimos el chocolate y dejamos que se ablande con el calor de la mezca anterior.
3. Programamos 1 minuto a velocidad 5 sin temperatura.
4. Vertemos en un cuenco y dejamos que enfríe
5. Repetimos los pasos 1 a 4 para la crema blanca.
6. En el vaso bien limpio y seco, ponemos la mariposa, y añadimos las 6 claras junto con el cremor tártaro. Programamos 5 minutos a velocidad 5.
7. En un bol mezclamos poco a poco la crema marrón con las claras montadas, haciendo movimientos envolventes de abajo hacia arriba. Hay que hacerlo con cariño y sumo cuidado para que la mezcla quede esponjosa.
8. Repetimos los pasos 6 y 7 para la espuma blanca. No es necesario limpiar el vaso para montar nuevamente las claras.
9. Colocamos en copas alternando capas de un color y otro. Nos saldrán 10 raciones.
Sobra decir que podéis hacer esto sólo para un color. Pero como habréis comprobado ya, a mi me gusta complicarme la vida.
Método Manual
En un cazo, a fuego lento y sin dejar de remover, mezclamos las yemas con el azúcar, la mantequilla, el brandy y la leche. Lo haremos así hasta que empiece a hevir, pero con cuidado de que no se pegue.
Fundimos el chocolate en el microodas y lo incorporamos a la mezcla anterior. Reservamos y dejamos que enfríe.
Repetimos la operación para el chocolate blanco.
Con las varillas de la batidora, batimos las claras con el cremor tártaro hasta que queden bien firmes. Es imprescindible que el recipiente esté bien seco y las claras a temperatura ambiente. Mezclamos la crema marrón con las claras como se describe en el paso 7 del método anterior y repetimos la maniobra con el chocolate blanco. Y continuamos con el paso 9.